Cuando la infancia no se va nunca, pero sos siempre el hermano grande *Por Rebeca Bolaños

Escribir sobre Dennis es algo así como contarle a los amigos sobre el hermanito menor, pero ese que siendo más pequeño, actúa más bien como el protector, casi la figura paternal que se sienta y ofrece palabras de paz, de confianza; promesas de que de entre lo bueno que está sucediendo, lo mejor aún no llega.

El libro La infancia es una película de culto es solo una prueba de esto, una visita a la guarida del niño que fue, pero desde los ojos del hombre que es hoy, sin perder ni un solo pedacito de inocencia.

La presentación de este libro estuvo llena de todas estas memorias y también de todo lo que Dennis es hoy: sus amigos en Costa Rica, la llamada a la abuelita, la comida de honduras preparada por manos de personas muy queridas ticas, pero con las instrucciones desde Honduras.

Y un elemento del más gran valor fue los dos maestros que nos presentaron este libro: Osvaldo Sauma y Rodolfo Arias, escritores experimentados que supieron ponerle el punto perfecto de pimienta a una receta que ya de por sí iba muy bien. Este artículo es sobre la presentación, sobre Dennis, sobre el libro, pero también sobre ellos y sobre lo que tuvieron que decir esa noche.

En Palabra y Punto nos sentimos honradas de compartir los textos que, en la presentación del libro La infancia es una película de culto, nos ofrecieron Osvaldo y Rodolfo.

De Osvaldo Sauma: "Este es un libro que sorprende, no sólo por su acertada unidad temática ni por la depuración o precisión en ese lenguaje heredado de los grandes poetas de Honduras, que hicieron del exteriorismo un canto contenido y esencial, lo que le dio a la poesía hondureña el sello tan singular que hoy ostenta." LINK al texto completo.

De Rodolfo Arias: "En un repentino ataque de creatividad que me dio, decidí titular estas notas “la infancia es una película en pausa”, parafraseando con descaro el título del libro que hoy quiero comentar. Pido al autor y a los demás aquí presentes que me disculpen." LINK al texto completo.
_______________________________________________________________________________
Fotografía cortesía de Arnoldo Martínez Baudrit

Fotografía cortesía de Wilma Maroto