Sobre El lobo estepario y el enunciado: - Sólo para locos. - Lorena Vargas Mora

El enunciado - Sólo para locos - en principio consiste en una dedicatoria con la que Harry Haller, personaje protagonista de la novela de Hermann Hess El lobo estepario, ((1927/2008) México: Editores Mexicanos Unidos, S.A.) introduce su narración, sus anotaciones, las cuales provienen, según sus propias palabras de un hombre descontento. Característica que parece ser un rasgo distintivo del personaje, y al parecer la única relevante y por medio de la cual logra describir los ambientes que le rodean, ya que por lo demás se ve a sí mismo como un hombre ordinario.

Sin embargo la insatisfacción no es gratuita ni caprichosa, obedece a la enfermedad. Harry sufre de dolores que alteran su cuerpo y su estado de ánimo. Padece de gota, una enfermedad de las articulaciones, así como de severos dolores de cabeza, alterándosele el aparato sensorial de modo que lo percibido es sentido de una manera negativa, produciendo en él un “yo enfermo”. Casi siempre se siente mal, y si por excepción se siente bien, la arremete contra el mundo que le rodea a fin de encontrar un motivo de malestar que le haga mantener la insatisfacción conocida.

Harry ejemplifica con ello una de las vías de la locura, enloquecemos por eso, por dolor. Quizá se podría entender su dedicatoria: “Solo para locos”, como un destino de lector, como una dedicatoria para aquellos que conocen el dolor.

Pero de algo más habla Harry. Recuerda la inusual experiencia de haber sentido como una puerta mística se le abría mientras escuchaba una música sublime en un concierto al que había asistido, esa vivencia le explicaba su soledad de lobo estepario porque él, siendo un buscador de la huella de dios vivía en un mundo falto de espíritu. Con esto Harry refiere un vació, estado emocional que marca al hombre de la modernidad.

Así con esa referencia y mientras daba un paseo nocturno por las calles de la ciudad en la que habita pero de la cual no se siente parte, de pronto se encuentra de frente con una tapia y en el medio una puerta que describe “muy vieja, pequeña y linda", que no había visto antes, y que parecía dar a un patio, pero aunque trato de traspasarla no la logra abrir. Arriba de la puerta había un rótulo luminoso cuyo anuncio de un teatro mágico restringía la entrada: - No para cualquiera -. Y mayor es la impresión cuando de repente caen al suelo unas letras que Harry lee estupefacto: -Sólo para locos.-

Es magia literaria esa figura de las letras que jugando le dicen cosas al personaje.

_ Y si todo esto tendrá que ver con la poesía, si la puerta cerrada es la entrada a un ámbito mágico, misterioso y bello, y si es solo posible abrirla si se tienen las letras que convertidas en palabras claves abren por medio de la escritura la puerta de la poesía. _

…………………. 11-8-16.