Cuando uno se muere, ya no cumple años - Natalicio de BUKOWSKI

Charles Bukowski es un ícono de la poesía y de la literatura en general, con una de esas historias de infancia y de vida que muchos encuentran como el pozo perfecto para nadar por siempre en la miseria, la auto conmiseración y el abuso hacia otros, Charles fue y será tal vez por siempre, un poeta que marca el paso de muchos y que por su entrega al alcohol, las prostitutas y a la decadencia, se ha convertido en una figura a seguir por muchos otros escritores que valoran más su vida, que su trabajo y que creen que imitando ésta, podrán ser tan buenos como él al escribir.
Definitivamente un poeta extraordinario, que es más conocido en el ambiente no-literario por algunas de sus frases y por su personalidad agresiva, descuidada y abusiva, que por sus poemas; lo cual es lamentable porque fue un maravilloso poeta.
El día de hoy Bulk -como también se le conoce- estaría cumpliendo 96 años y por eso queremos recordar su natalicio compartiendo algo de su poesía y una lista de obras con las que cualquiera podría conocerlo un poco mejor.
No es una celebración de cumpleaños, porque los muertos no cumplen años; es más bien una invitación a conocer parte de su trabajo, que era en realidad lo único bueno para rescatar de él.

Todo

Los muertos no necesitan
aspirina o
tristeza
supongo.

pero quizás necesitan
lluvia.
zapatos no
pero un lugar donde
caminar.

cigarrillos no,
nos dicen,
pero un lugar donde
arder.

O nos dicen:
Espacio y un lugar para
volar,
da
igual.

los muertos no me
necesitan.

ni los
vivos.

pero quizás los muertos se necesitan
unos a
otros.

En realidad, quizás necesitan
todo lo que nosotros
necesitamos

y
necesitamos tanto
Si solo supiéramos
que
es.

probablemente
es
todo

y probablemente
todos nosotros moriremos
tratando de
conseguirlo

o moriremos

porque no
lo
conseguimos.

Espero que
cuando yo esté muerto
comprendas

que conseguí
tanto
como
pude.


¿ASÍ QUE QUIERES SER ESCRITOR?

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
ó clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa
ó a tu novia ó a tu novio
ó a tus padres ó a cualquiera,
no estás preparado.

No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
ó hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

Hank, como también se le conocía, murió de leucemia a los 73 años en 1994 y este 16 de agosto cumpliría 96 años. En este link encontrarán una lista de algunas de sus obras:
http://www.chilango.com/cultura/nota/2014/08/15/obras-para-entrarle-a-charles-bukowski