Entrevista: Alfredo Trejos. Encargado Talleres Literarios Tráfico de Influencias

En esta corta entrevista, el poeta Alfredo Trejos nos comparte sus impresiones acerca de los talleres literarios.

¿Cuándo y cómo nacieron los talleres literarios Tráfico de Influencias? ¿Qué te motivó a crearlos?
TRÁFICO DE INFLUENCIAS/Taller-Laboratorio de Poesía nació en 2013 como parte del programa Enamorate de tu Ciudad, organizado por el Ministerio de Cultura y la Municipalidad de San José. Como su nombre lo dice, en ese entonces solamente trabajábamos los poemas de quienes se acercaron a trabajar. Un número de poetas muy nutrido, por cierto, quizá quince en un principio. Algo que tornaba difícil las labores pero a la vez muy interesante. Al terminar la experiencia de Enamorate de tu Ciudad, con los años y gracias a la colaboración de grandes amigos como Rodolfo Arias y Fabián Coto, extendimos el taller a la narrativa.

¿Cuál es la labor esencial del taller de poesía Tráfico de Influencias?
Nuestra labor es sencilla: lograr que todo aquel que sienta la urgencia de escribir se oriente, encuentre eco en otros que se han arriesgado a búsquedas similares y genere confianza como para sostener esa batalla elegida hasta donde quiera o pueda.

A los talleres asisten poetas con diferentes registros ¿Cómo se maneja esto en Tráfico de Influencias?
Eso es lo mejor: la diversidad de voces y registros de los poetas miembros del taller logran el contraste necesario para que cada uno delimite y perfeccione su estilo. Es algo que simplemente se deja fluir…

¿Qué es lo primero, o lo principal, que intentás transmitir en tus talleres, a las personas que llegan para a escribir poesía?
Como te decía antes, confianza. Luego, hambre por escribir. ¡Claro, con orden y juicio! Con elementos para sostener una obra con criticidad, honradez y valor…

¿De qué forma creés que aporta un taller literario a la expresión creativa de los participantes?
Aporta muchísimo y de mil formas. En un taller, primero se pierde el miedo a escribir y a compartir lo que se escribe. Luego, el intercambio de información, de lecturas y hasta de hábitos, termina por darte perspectiva, por redondear tu voz y, quizá lo más importante, por lograr que delimités tus búsquedas como escritor, evitando los rodeos, las calles sin salida…

Tráfico de Influencias participa en lecturas y otras actividades donde sus poetas comparten su trabajo ¿Por qué es importante para los poetas leer en público?
¡Por supuesto que participamos! De hecho las organizamos continuamente. Leer en público es crucial. Es cuando ves lo que escribís reflejado en el rostro de personas que reservaron esa hora de su vida para escucharte. El poeta, entonces, debe aprender a leer la reacción de la audiencia y sacar sus conclusiones. Pocos ejercicios ayudan tanto al poeta a comprenderse como una lectura ante un público…

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere inscribirse en un taller literario?
Que se acerque cuanto antes a uno y ojalá a uno bueno. ¿Cuál es el buen taller literario? Aquel en el que no hay gurús, ni iluminados, ni “niños terribles”. En el que se intenta modestamente desentrañar el misterio de por qué decimos lo que decimos utilizando la literatura como soporte y la palabra como herramienta.